Odontopediatría

Las visitas regulares al dentista durante la infancia han de comenzar desde que el niño tiene dos o tres años o incluso antes.
Las caries en los dientes de “leche” pueden provocar problemas y patologías en los permanentes que se encuentran debajo, es por ello que debemos llevar a los más pequeños a revisiones periódicas para evitar sorpresas desagradables.
No solo las posibles caries han de ser detectadas sino que han de ser revisados los trastornos en el crecimiento maxilar y la erupción de los dientes, pues estos pueden ser alterados por factores genéticos o hábitos como puede ser la succión del dedo pulgar.
Las caries en molares temporales han de ser tratadas para evitar que se produzca perdida de espacio para los premolares permanentes, estas piezas en las arcadas dentales propician una correcta función para que se desarrollen adecuadamente hasta que por la evolución natural cambie toda la dentadura de una manera armonizada.

Es muy importante realizar un adecuado acercamiento al niño y obtener su complicidad, haciendo que su visita al dentista sea una experiencia agradable.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies