PRÓTESIS DENTALES

Una prótesis dental es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentales, equilibrando la relación entre los maxilares y ayudando a optimizar las funciones orales básicas como masticar, deglutir y pronunciar de forma adecuada.
Existen diversos tipos de prótesis dentales: removibles, fijas y mixtas, ajustándose cada una de ella a las necesidades de cada paciente.

Prótesis fijas sobre implantes

La forma ideal de restaurar una o varias piezas ausentes es con implantes (tornillos de titanio que sustituyen a las raíces). Una vez integrado el implante se le coloca una corona artificial de porcelana o zirconio.
Esta solución es la más conservadora, tanto desde el punto de vista funcional como estético, pues evita la progresiva pérdida ósea que tiene lugar cuando falta un diente y la corona artificial presenta unas altísimas características estéticas, tales que no se pueden identificar diferencias con los dientes naturales.

Prótesis fijas o puentes

Esta prótesis o puente sustituye las piezas ausentes mediante coronas fijadas a los dientes adyacentes. Es necesario por lo tanto reducir los dientes adyacentes para dar soporte a la prótesis.

Prótesis dentales removibles

Consiste en aparatos bucales portadores de dientes artificiales, que se pueden y deben extraer de la boca para facilitar la higiene. Restauran la masticación, la estética y el habla.
Es una prótesis “de quitar y poner” que, en el caso de faltar todos los dientes se deberá apoyarse sobre la encía, y en caso de tener dientes remanentes presenta unos ganchos a nivel de las piezas dentales para retenerla en su sitio. La prótesis, además de reponer los dientes ausentes, deberá ajustarse a las estructuras óseas que se han ido atrofiando a lo largo del tiempo debido a la pérdida de los dientes naturales.
La prótesis removible trasmite a través de la masticación fuerza a los dientes, encías y hueso por lo que requiere un especial cuidado de adaptación, cuya duración variará según las personas y la prótesis. Normalmente esta adaptación durará varias semanas y tras este periodo no tendrá consciencia de llevar prótesis. Es necesario que tenga paciencia y que durante este periodo de adaptación, acuda a realizar las revisiones previstas en el plan de tratamiento.

Start typing and press Enter to search